ALMERIA

Datos del Pueblo

Purchena

Pueblo

Purchena

Municipio

Purchena / Comarca: Alto Almanzora

Provincia

Almeria

Comunidad

Andalucia

Habt. / Ine 2004

1645

 

Ayuntamiento

Dirección

Plaza larga, 1

Código postal

04870

Teléfono

950 42 30 09

Fax

950 42 31 77

Oficina Turismo

Contactar con telf. citado

Web Oficial

Purchena

Web de Interés

Purchena, historia, el pueblo en el siglo XVI, la epoca de esplendor

E-mail municipio

Email

Enclavada bajo el inexpugnable castillo que la domina y defiende, Purchena es "la historia con mayúsculas", en palabras del historiador Juan Grima, o "la perla del Almanzora", según Gustavo Villapalos. En realidad ambos tienen razón pues muchas son las denominaciones para este blanco pueblo de gente hospitalaria que se desparrama por una espléndida vega.

Estamos ante una síntesis perfecta del Almanzora: una fértil vega, la montaña del piedemonte de la sierra de Filabres o las últimas estribaciones de la sierra de las Estancias, y la historia, porque seguramente Purchena sea uno de los municipios de la cuenca que atesora una más dilatada y rica huella del pasado.

De principio nos atrae sobremanera en la distancia esa imagen de pueblo compacto presidido por la esbelta silueta de la iglesia parroquial de San Ginés y dominada por el estratégico castillo. Estamos obligados a bucear en el pasado para conocer algo más.

Hay testimonios de la Edad del Cobre en el yacimiento de Los Churuletes, con un recinto murado y una necrópolis, ya excavados por Siret y algunas de cuyas piezas se exponen en el Museo Arqueológico Nacional.

También encontramos restos de villas romanas, pero su etapa de esplendor será la hispanomusulmana. Según las crónicas fue fundada hacia el 900 tras la destrucción de la rebelde Husun Summuntan (Somontín) y ahora Hins Burxana se convierte en cabeza política y económica de la comarca.

De la importancia de la época taifa y almorávide dan fe una serie de maqqabriyas o lápidas funerarias de mármol con epigrafías, o una serie de poetas locales. Pero el mejor testimonio islámico es la impresionante Alcazaba que la corona, rodeada por un inexpugnable lienzo y más de una docena de torres, conservadas en mal estado. Su misión era proteger el camino de acceso a Baza y alojar a la población del entorno en caso de peligro.

En su interior destaca un aljibe y un baño, aunque el elemento más espectacular es la Torre del Agua, una torre albarrana que sobresale de la muralla para defender y albergar el manantial de agua que abastecía tanto a la fortaleza como al propio pueblo. Aunque sólo nos ha llegado la mitad de la estructura original, sorprende la cantería de su base y la mampostería de su alzado, reforzado con sillares en sus esquinas.

En 1488 la ciudad pasa a dominio cristiano y junto con Olula y Urracal se entrega en señorío al duque de Medinaceli, aunque poco después retornará a la jurisdicción real.

Durante la rebelión de los moriscos (1569-70) será el centro militar del caudillo local El Maleh, hasta que en la primavera de 1570 la fortaleza fue tomada por D. Juan de Austria. Este breve paréntesis morisco permitió que en 1569 Aben Humeya, líder de la rebelión, reviviera viejas tradiciones islámicas y convocara a todas las poblaciones del antiguo reino granadino para participar en competiciones atléticas, musicales o de danza que denominó:

"Juegos Moriscos"

En las 12 pruebas atléticas s encuentran muchas del actual panorama olímpico: salto, triple salto, carreras, lanzamiento de peso, tiro con arco . Este testimonio fue perfectamente recogido por Ginés Pérez de Hita en su obra "Guerras Civiles de Granada".

Estos juegos preolímpicos suponen el nexo histórico entre los Juegos de la Antigüedad y las actuales olimpiadas restauradas en 1896, y merecen su recuperación histórica mediante la cita anual de los Juegos Moriscos de Aben Humeya, declarados de Interés Turístico Nacional y celebrados a mediados de Agosto. Está prohibido perderse esta oportunidad, complementada con un zoco artesanal, una muestra de cocina magrebí y andaluza, talleres y diversos concursos. Su recuerdo permanente es la escultura del arquero, en mármol blanco, levantada en el año 2000 a la entrada del puente de acceso a la localidad.

Lamentablemente los rebeldes moriscos fueron expulsados en 1570 y confiscados sus bienes, obligando a una repoblación cristiana. El mejor testimonio de esta nueva etapa es la iglesia de San Ginés, iniciada en 1550 por el arquitecto Juan de Orea, el más importante del Renacimiento en Almería y yerno de Pedro Machuca, diseñador del Palacio de Carlos V en Granada. Aquí se aúnan la estética renacentista del momento y las soluciones mudéjares, especialmente con la espléndida armadura de par y nudillo, decorada con estrellas de 8 puntas y piñas doradas. Presenta como novedad el estar realizada enteramente de en piedra, y posiblemente su cubierta se proyectaría abovedada, como confirman los contrafuertes exteriores e interiores.

Muestra una planta de salón de tres naves separadas por arcos de medio punto sobre columnas de sección ovalada y de bellísimo diseño. La torre se levanta a los pies y la portada principal presenta un esquema de arco de triunfo y está presidida por el escudo del obispo Corrionero, que restauró la iglesia tras el incendio morisco de 1569.

Durante el siglo XIX hay una importante recuperación económica gracias a las cercanas canteras de mármol, el hierro, el mercurio de unas minas propias y, especialmente, la construcción del ferrocarril. Ello se refleja en la fuente de San Ginés y una serie de mansiones burguesas historicistas con hermosos balcones de rejería, especialmente en la extensa Plaza Larga. Pero también debemos señalar la impronta morisca, apreciable en las callejuelas que rodean la iglesia y descienden hasta el entorno de la Plaza Larga.

La contrapartida es la aguda crisis económica de Purchena en los años 60 y 70, con una secuela de emigración, realidad que contrasta con la actual pujanza económica del municipio, convertido en estandarte del renacer cultural de la comarca.

Esta dilatada memoria histórica se recoge en el Museo Arqueológico Municipal y una amplia serie de tradiciones que entusiasman a vecinos y visitantes, como los aguinaldos, las Cruces de Mayo o la Romería de la Virgen del Carmen, aparte lógicamente de las Fiestas en honor del patrón de la localidad, San Ginés de la Jara, el 25 de Agosto.

(fuente enciclopedia libre) Nucleo: El Campillo

buscador google
Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua