ALMERIA

Datos del Pueblo

Oria

Pueblo

Oria

Municipio

Oria / Comarca: Medio Almanzora

Provincia

Almeria

Comunidad

Andalucia

Habt. / Ine 2004

2488

 

Ayuntamiento

Dirección

Pl.San Antonio, 1

Código postal

04810

Teléfono

950 12 27 36

Fax

950 12 27 88

Oficina Turismo

Contactar con telf. citado

Web Oficial

Oria

Web de Interés

Oria guia turistica del pueblo por el colegio san gregorio

E-mail municipio

Sugerencias

Oria nos sorprende por el paisaje caótico que aparece ante nuestros ojos, por sus numerosos bloques de ve vegetación y rocas de gran tamaño que parecen amenazar las edificaciones.

No puede dejar de visitar la Basílica de la Virgen de las Mercedes, obra barroca de grandes dimensiones, declarada Monumento Histórico Artístico; edificada según los planos de Ventura Rodríguez. Este templo barroco, que impresiona por su grandiosidad y su emplazamiento (entre las ruinas del castillo y diversas huertas) se recorta sobre las montañas en una vista que es especialmente bella desde las inmediaciones del pueblo, cuando se la ve elevarse sobre árboles y bancales. La Iglesia de la Sagrada Familia (del XVI, con torre mudéjar y sede de un interesante archivo histórico) y el Caserío de los Cerricos

La Alcazaba de Oria sera rehabilitada como mirador turistico al valle

Nucleos de Oria: Capairola, Doña Juana, El Arroyo Medina, El Barranco de Quiles, El Chaparral, El Chirral, El Daimuz, El Frax, El Marchal, El Margen, El Negro, El Peñón Alto, El Peñón Bajo, El Villar, Fuente Jerónimo, La Cañada, La Ermita, La Fuente del Negro, La Rambla de Oria, La Yegua Baja, Los Adrianes, Los Alamos, Los Cerricos, Los Chacones, Los Chulos, Los Finos, Los Gazquéz, Los González, Los Jacintos, Los Maguas, Los Malinos, Madrid, Ogarite, Oria, San Miguel

DECRETO POR EL QUE SE DECLARA BIEN DE INTERÉS CULTURAL, CON LA CATEGORÍA DE MONUMENTO, LA BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES DE ORIA (ALMERÍA) (Junta De Andalucia)

La basílica de Nuestra Señora de las Mercedes de Oria (Almería) ha alcanzado hoy la categoría oficial de monumento, en virtud de la declaración de bien de interés cultural (BIC) acordada en Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Cultura. La decisión de dotar al templo del máximo grado de protección establecido por la ley afecta también al entorno inmediato del edificio, con el fin de evitar posibles alteraciones que pudieran perjudicar los valores propios del mismo.

Esta basílica fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII por iniciativa del décimo marqués de los Vélez, Antonio Álvarez de Toledo, quien contribuyó además a la erección de varios templos en Vélez-Rubio. Su protagonismo en esta edificación se justifica en la percepción de parte de los impuestos que sus súbditos habían de pagar a la Iglesia a cambio de la obligación de levantar o reparar los templos de su señorío.

El edificio, de estilo barroco tardío, indica una cierta recuperación económica de la provincia de Almería y el interés mostrado por uno de sus obispos más célebres, Claudio Sanz y Torres, durante cuyo mandato se impulsó la construcción de los templos barrocos más importantes del patrimonio arquitectónico almeriense.

Las claves propias del barroco en Almería se sintetizan en la basílica de las Mercedes de Oria, con planta rectangular de cajón que permite una mayor posibilidad constructiva, ornamental y simbólica. El coro se sitúa a los pies sobre arco carpanel, rasgo medieval de larga pervivencia en la arquitectura de la provincia, mientras que se observan cubiertas abovedadas con lunetos y cúpula de media naranja sobre el crucero.

Al igual que el resto de las de su estilo, esta iglesia se presenta desornamentada en su interior. Aparece levemente moldurada y con toques decorativos a base de relieves que dejan entrever la irrupción del rococó. La portada, por su parte, es el elemento más sobresaliente del conjunto y en ella se recoge la influencia del gran templo barroco almeriense: La iglesia de la Encarnación de Vélez-Rubio, aunque con menores pretensiones.

Los materiales empleados, el lenguaje constructivo, el diseño de la fachada, el juego de volúmenes creado por las diferentes alturas de sus naves, la composición espacial y la grandiosidad de su portada, entre otras peculiaridades, colocan la basílica, con el templo de Vélez-Rubio y la iglesia de la Encarnación de Cuevas de Almanzora, como una de las tres obras fundamentales del barroco dieciochesco almeriense.

DECRETO 176/1999, de 31 de agosto, por el que se declara bien de interés cultural, con la categoría de monumento, la basílica de "Nuestra Señora de las Mercedes", de Oria (Almería).(BOE)

ANEXO

I. Descripción

La basílica de "Nuestra Señora de las Mercedes" es un ejemplo bastante tardío del barroco, ya que se realiza en la segunda mitad del siglo XVIII.
Esta iglesia se sitúa en el centro de un amplio espacio urbano que la envuelve y que constituye una especie de atrio en el que la portada de los pies actúa como punto de atracción de la fachada. En esa portada contrasta la decoración de relieves menudos que rellena las enjutas, con la sobriedad de las pilastras, los entablamentos y frontones. Esta sobriedad de elementos decorativos se ve rota por el juego plástico conseguido por los diferentes materiales utilizados en la construcción. El ladrillo de dimensiones más corta y más ancha que el comúnmente empleado, confiere a los paramentos una textura especial, subrayada por la alternancia de cajones de mampostería revocada y encalada. Todo ello enlaza con la tradicción mudéjar, que, por su economía, sencillez y belleza, pervivió largamente en la provincia de Almería.

La construcción del templo fue promovida por don Antonio Álvarez de Toledo, X Marqués de los Vélez y de Villafranca, quien fue a su vez promotor de las obras de la iglesia de la Encarnación, de Vélez Rubio, por lo que el templo guarda similitud con este templo, ya que el Arquitecto de la iglesia de la Encarnación intervino en la de Oria. Esta influencia es especialmente patente en la solución de portada y en la torre.

El plano de la fachada donde se coloca la portada aparece delimitado entre el majestuoso volumen de la torre y su cuerpo gemelo que quedó sin desarrollar, y en la que destacan el bello juego de volúmenes, dominados por la esbelta torre. El uso de los ladrillos rojos y los cajones de mampostería enlucidos y encalados proporcionan un intenso contraste cromático rojo y blanco.
La torre, por su parte, goza de personalidad propia dentro del conjunto, pues no sólo domina con su altura al resto de los volúmenes, sino que se construye enteramente en ladrillo, enlazando con la tradición mudéjar.

En el interior se desarrolla un esquema cruciforme con capillas entre los contrafuertes y abiertas a la nave por medio de arcos apeados en gruesos pilares que aparecen recorridos por pilastras con ricos capiteles que simulan soportar un entablamento de gran cornisa. Presenta coro alto a los pies y capilla mayor de planta rectangular. La cubierta se realiza por medio de bóveda de medio cañón con arcos fajones y lunetos, mientras que el crucero recibe una cúpula con pechinas. La decoración interior se lleva a cabo mediante golpes decorativos a base de relieves de estuco que recuerdan el esquema compositivo del rococó.

buscador google
Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua